turismorural-pirineonavarro-25anos-1
25 años de Turismo Rural en Zilbeti
27 junio, 2016
Mostrar todos
zilbeti-navidad-3

Desde hace unos  pocos años,  luces de colores alumbran varios  balcones y Zilbeti se viste de Navidad.

Es tiempo de villancicos, regalos, y tradiciones. Lo habitual es pasar estos días en familia, y se reservan las Casas Rurales para juntarse en Nochebuena o para festejar el Fin de Año. La nieve cerca, y los salones acogedores y cálidos…

LA NAVIDAD EN CASAS LENCO

Casas Lenco son el marco perfecto para vivir una Navidad diferente, dejando a un lado, las prisas y los ruidos, y así pasar unos días inolvidables. Porque Zilbeti se presta a esto y a mucho más. Se pueden recorrer los bosques centenarios, los nacederos del río o sumergirse en algunas de las tradiciones del Valle, como la visita del Olentzero.

Un carbonero tripa aundi (*)  con la cara tiznada, que cada 24 de diciembre baja del monte para anunciar la llegada del Niño y repartir los regalos a los más pequeños. Cada año se celebra en un pueblo diferente. Le recibimos, vestid@s con trajes de caser@s, y recorremos el pueblo cantando villancicos al son de txistus y acordeones, mientras los niños emocionados se acercan para susurrarle al oído deseos y confidencias.

zilbeti-navidad-1

El frío aprieta y la Nochebuena llegará temprano. Más tarde, terminada la fiesta, nos reuniremos  en las casas decoradas, alrededor de las mesas repletas de guisos y dulces navideños. Cenas siempre compartidas con familiares  y amigos que vendrán para la Navidad. Y, también… con esas “sillas vacías” de ausencias, que se hacen más presentes que nunca en esta noche del año.

Es lo que tienen estos días. Más allá de los anuncios, de la luces  y las  ferias, más allá… o más adentro … no sé … suele latir la añoranza de los que faltan, y los recuerdos de otros años, cuando en Zilbeti, todos éramos más  jóvenes.

TRADICIONES Y COSTUMBRES DEL PASADO EN CASAS LENCO DE ZILBETI

Salíamos  temprano, a primeros de diciembre, en cuadrilla, casi siempre por Lizarzu, para recoger musgo y días después, entre complicidades y risas colocábamos  un bonito Belén en  la escuela. Años más tarde, lo pondríamos en el Baptisterio de la iglesia y también más adelante, el Misterio iluminado, rodeado de estrellas plateadas que colgaban y se mecían  bajo el altar.

Esperábamos ansiosos  las vacaciones, los higos, los turrones y, ¡cómo no!, la llegada de los Reyes Magos. Todos los años llegaban anunciados por un vecino muy especial que llamábamos Floro, y que salía por las calles haciendo sonar un cencerro para avisar de que llegaba la hora de los regalos esperados. No resultaba fácil dormir aquella noche…

zilbeti-navidad-2

Han pasado los  años, y sin embargo, en Casa Lenco muchas costumbres se mantienen. La  estrella encima del árbol, el Belén, el cardo de la Nochebuena y los  turrones con miel. Una copa de cava, la guitarra que suena después de la cena, y aquella  bonita canción que dice…: “Campanitas  que vais repicando…”, un  Villancico peculiar que nos cantaban siempre cuando éramos niños.

CASAS LENCO AHORA, LA TRADICION QUE SE CONSERVA

Nuestra casa es la misma, y ZILBETI EN NAVIDAD se sigue pareciendo a un pueblo de esos de los cuentos donde viven hadas y otros personajes mágicos. Las hayas totalmente  desnudas y las gorostias(**), coquetas luciendo sus trajes de gala. Suena la música del riachuelo y los senderos presumen enmoquetados con  las hojas recién caídas. Se siente el frío, la nieve está cerca, y en el pueblo, las chimeneas humean sin cesar.

Me gusta pensar que tras los cristales iluminados de las casas, se esconden los entresijos de las cocinas que huelen a lumbre y a hogar, donde las tertulias se alargan después de la cena al calor del fuego y se disfruta de “estar juntos”.

zilbeti-navidad-3

 

Y el paisaje en Zilbeti estos días se tornará de color gris, … o blanco a veces, … pero la Nochebuena nos dejará un sabor dulce, como a Paz, mientras llega de nuevo la próxima Navidad.

¡Feliz Navidad!

 

(*) Tripa aundi: Tripón

(**)Gorostia: Acebo