castaño-guardian-borda-lenco-1
Un castaño centenario: el Guardián de Borda Lenco
22 febrero, 2019
image1 (2)
Cazadores de estrellas en Borda Lenco
9 septiembre, 2019
Mostrar todos
melodias-primavera-pirineo-navarro-1

Se despereza despacio, regresa…

Nunca entendí su manera sigilosa de acercarse y de reaparecer tras el invierno adormecido.

El tiempo transcurre despacio, llega el alba más temprano, se escuchan por doquier trinos y suenan armonías que anuncian la llegada de la primavera.

Zilbeti ahora me parece diferente. Este pequeño pueblo del Pirineo Navarro, se llena estos días de cánticos a varias voces. Y los visitantes se deleitan enmudecidos escuchando bellas melodías.

Son motivos musicales que reviven otros tiempos que se han ido. Acordes simultáneos de aves que revolotean y compiten para llamar la atención de las hembras, que ahora en primavera coquetean y están más atentas que nunca.

melodias-primavera-pirineo-navarro-2

Un chip, chip, chip bullicioso de los gorriones, siempre nerviosos…

Silbidos cortos con carraspeo de los colirrojos.

El espontáneo cu-cú, improvisando…

Los pájaros carpinteros tac, tac, tac….siempre los creí inspiradores de la txalaparta.

Y no tardan en llegar las aceleradas golondrinas, parloteando gorgeos encadenados….uit, uit, uit, uit

Cantarán sin cesar los vencejos, chillidos breves y monótonos… suiiii,  suiiii, suiiii, suiii…

melodias-primavera-pirineo-navarro-3

La primavera, suena incansable y cantarina. En el Pirineo llega con retraso, pero acompañada de arrolladoras melodías que no cesan y pueden entreoírse como una cantinela sublime.

Resucita cada recoveco y aún así, hay  mil susurros que nunca he logrado escuchar. El revivir de narcisos, prímulas, lirios y margaritas; el revoloteo de las mariposas, el rebrotar de los lilos, la salida del arco iris tras la tormenta, los paseos de los caracoles en las tardes más húmedas…

¡Cuánta belleza que ocurre en el silencio!

Renacen las hayas, cada día que pasa reverdecen más llenas, más plenas. Intuyo que este milagro ocurre a un ritmo suave y armonioso.

Imagino su melodía  y su cántico victorioso cuando el bosque por fin estalla por completo, con un verde TAN VERDE, que resplandece e inunda todos los sentidos.

Entonces parece quebrarse el silencio… Y ya frondosas las oigo, AHORA SÍ…

melodias-primavera-pirineo-navarro-4

Escucho el murmullo de sus hojas cuando el viento, unos ratos las acuna y otros las hace bailar como queriendo tocar el cielo.

Entonces su tono se eleva y suena con unos acordes tan acompasados que el aire se estremece y se calma por completo.

La tierra susurra armónicamente sus eternas melodías.

Una auténtica obra musical, siguiendo las partituras naturales que la  naturaleza compone y dirige cada día, un espectáculo inolvidable al que entregarse para abrazar la primavera.